Mensaje del
presidente honorario

         Quienes hemos pasado por la pena de perder a un ser querido, a causa de este mal que es el cáncer, después de vivir su triste agonía nos quedamos con la dolorosa sensación de que todo pudo haberse evitado de haberlo detectado a tiempo.

         En México cada día mueren 25 mujeres por cáncer cervicouterino y mamario, muertes que en su gran mayoría podrían evitarse de detectarse y diagnosticarse en forma oportuna. Es en esta fase donde debemos centrar nuestra tarea; sin embargo, se requieren grandes esfuerzos para arraigar una verdadera cultura de la prevención y paralelamente facilitar los medios que le permitan a la población de mujeres en edad de riesgo, practicarse sus exámenes a tiempo.

         La muerte de una mujer, que por si misma significa vida y cohesión familiar, es un trance doloroso, que afecta sensiblemente el tejido social; por ello, debemos sumar esfuerzos para protegerlas privilegiando prácticas preventivas de salud.

         A ello responde el hecho de que el 2004 nos diéramos a la tarea de crear, con el apoyo de amigos y gente valiosa, la "Fundación Beatriz Beltrones, A.C." que realiza su tarea para la detección de cáncer cervicouterino y de mama a través de tres clínicas móviles, cuya meta anual es atender a más de 25 mil mujeres en edad de riesgo mediante la práctica de más de 20 mil estudios de Papanicolaou y más de 16 mil mastografías.

         Nuestro esfuerzo se mantendrá en la medida en que logremos seguir sumando voluntades que se traduzcan en donativos financieros y materiales, y que nos permitan mantener esta cruzada a favor de las mujeres y sus familiares.

Atentamente

Manlio Fabio Beltrones